Felicidat

Estándar

Una pregunta que no nos hacemos tan seguido como debiéramos es: ¿que quiero en esta vida? ¿cuales son mis metas, deseos, sueños?, las respuestas que la gente me da cuando lo pregunto por lo general son erróneas, sólo existe una respuesta a todas esas preguntas y es “yo quiero felicidad”, cualquier otra respuesta sólo llevan a esto. Alguna vez leí que si, a esa frase le quito el “quiero”, que es el deseo, y el “yo”, que es el ego, nos queda solo felicidad, pero quiero llevar esto a algo más “concreto”.

El primer cuestionamiento de “la felicidad” es el “¿Que?”, ¿que es la felicidad?, ¿puede ser permanente? o ¿es más bien un estado esporádico y me puedo considerar feliz cuando la cantidad de momentos felices superan los tristes?, ¿es emocionante, excitante, exuberante en alegría? o ¿es más bien templanza, comodidad, aceptación de la realidad, un embrace del ahora?.

Una vez contestados los “¿Que?” viene el “¿Donde?”, y creo que aquí todos podrán concordar en que la verdadera felicidad, sea lo que sea, no radica en nadie más que nosotros, solo y tan solo nosotros podemos manipular si somos felices o no, existe gente pobre y rica que es feliz, mujeres y hombres, feos y bonitos, con frío y con calor. Gente que al parecer no tienen nada en común más que su felicidad, por lo tanto no depende de factores externos, sino que sólo de nuestra respuesta ante la vida.

Después del “¿Donde?” viene el “¿Cómo?” (ignoré los “Quien”, “Cuando” y “Porque”, por razones que considero obvias).

¿Como podemos ser felices? las preguntas y posibles respuesta varían dependiendo de las respuestas al “Que?”, si la respuesta al “Que” es que la felicidad son estados fugaces, que es imposible ser feliz todo el tiempo, entonces lo que buscamos son Hormonas; endorfinas. y ¿Como aumentar nuestros niveles de endorfinas?, ejercicio, sexo, buena comida, deportes extremos, duchas calientes, drogas, “amor”, etc etc. al parecer no es tan difícil.

Pero personalmente creo que eso no es felicidad, yo creo en la felicidad constante, de estar contento, cómodo, confortable, con un sentimiento de pertenencia con el mundo, aceptación de la realidad y la vida por lo que es, sin intentar cambiarla en ningún ámbito, embracing all of existence,  dificil estar asi siempre ¿cierto?, pero no imposible, o al menos tenemos que intentarlo, no tenemos muchas más opciones, pero ¿Como?

Creo que sería muy Cliché decir que saltemos, amemos, agradezcamos, vivamos, etc…

Creo que debiera bastar con intentarlo, observar nuestras acciones e ideas, sin juzgarnos, solo observarnos, mejorando y puliendo poco a poco nuestra perspectiva de la vida(y la realidad), y buscando momentos para encontrarnos, recomendaria meditación pero se que seré ignorado, pero creo que apagar la música en el auto o metro, olvidar las cuentas antes de dormir, y darnos el espacio para pensar hacia dónde queremos ir mañana, es una buena forma de empezar.

Saludos.

PD: Alguna vez oí que, si te preguntas si eres feliz, entonces no lo eres. Pero creo que estar demasiado ocupado como para siquiera dejar espacio a la pregunta, tampoco es ser feliz. La verdad no se como saber si somos felices.

 

Anuncios

( )

Estándar

1
No tenía empleo ni mayores estudios, pero había dejado un trabajo en la mina donde hice suficiente dinero para vivir al menos un año si evitaba imprevistos, llevaba una dieta simple y vivía en un departamento, digamos, acogedor. Este tiempo lo quise usar para escribir una novela, aunque, el proceso creativo se mostraba resistente y mi imaginación se negaba a florecer. Por lo que decidí salir a dar paseos y observar situaciones, solo para darle ese empujoncito a la mente creativa. Eran cerca de las 11:00 am de un día jueves, cuando me dirigí a la plaza de armas, donde por más que busqué no pude encontrar una historia con la que iniciar mi escrito, hablé con ajedrecistas, Artistas, estatuas humanas y peatones, pero nada me dio ideas. Finalmente decidí escribir cada hecho que presenciaba, así, una vez que tuviese la idea principal, podría enriquecerla con la realidad que estos pequeños detalles me entregaban, así, anoté todo lo que veía; la paloma que picoteaba las migajas lanzadas por la anciana sentada en la banca, la enorme sonrisa del pintor que finalmente logro vender uno de sus cuadros y el joven que creyó llevar la ventaja sobre el anciano ajedrecista. Todo anotado en mi libreta.
Esto se convirtió en una costumbre que duró varias semanas, escribía todo lo que veía, en distintos lugares, distintas situaciones, hasta que se me acababan las hojas o el lápiz y volvía a mi casa, sin idea alguna acerca de que escribir en mi novela.
Rápidamente esta costumbre se convirtió en algo similar a un diario, escribía todo lo que me ocurría, por más simple o cotidiano que fuese.
Un día particularmente nublado, mientras escribía acerca de un perro que le ladraba a un auto, me resbalé y mi vista se nubló, sentí mis miembros pesados como nunca, luego de unos minutos logré calmarme, pero para cuando me dispuse a ver el diario, una fuerte brisa me rodeo y un dolor insoportable me invadió en el estómago, vomité sin cesar, el vómito se escrutaba tanto por nariz como por boca y la acidez del desecho me hizo arder la garganta. Cuando ya no me quedaba bilis por desechar me sentí increíblemente liviano, a pesar del mal sabor en mi boca, me sentía asombrosamente bien, casi sobrehumano, con mucha hambre pero sin el malestar o la necesidad de comer, frío pero sin el entumecimiento de mis miembros, y un dolor de cabeza que no me afectaba. Decidí irme a casa a comer y dormir un poco para sobrepasar esta situación tan, por decir poco, extraña. Me serví un poco de pastel de papas que me había sobrado del día anterior, pero no pude comer más de dos cucharadas y dormir resulto insatisfactorio, me quede acostado mirando la televisión sin prestarle atención, pensando en qué era eso que quería, algo deseaba pero no estaba seguro de qué.
Paso el tiempo y de a poco mis sentimientos se adormecían, ya no podía sentir nada, por más que lo intentaba mi emociones no emergían y mis lazos sentimentales se desvanecían de a poco, mi pareja cada vez me provocaba menos deseo y rara vez recordaba a mis familiares con afecto. Poco a poco un fervor por discutir crecía en mí. Cada día que pasaba era menos tolerante, más conflictivo y agresivo. Hasta que un día finalmente me encontré envuelto en una riña, que termino bastante mal, lo golpee hasta dejarlo inconsciente y no podía parar, mis nudillos sangraban y me dolían pero el sufrimiento no me detenía, al fin podía sentir algo, todo lo que deseaba era deshacer su cara.
Ese día me di cuenta de que algo andaba mal, muy mal, así que decidí recapitular que es lo que me había llevado a tal estado tan deplorable. Todo se redujo al día de la brisa y el vómito, así que decidí revisar la libreta. Leí las notas y me encontré con que muchas de mis acciones y principalmente lo que había ocurrido en la riña estaban escritas, sin yo haberlas escrito, y aún más sorprendente habían muchas notas escritas en fechas adelantadas a la actual, decidí buscar la última nota escrita, avance días, semanas e incluso meses y me encontré con una nota que indicaba fecha 27 de julio de 2014, el escrito mostraba: “FINALMENTE, FINALMENTE ME HE CONVERTIDO EN UN DIOS”.

2
Solo cuando termine de leer la nota, todo a mí alrededor se oscureció, tomando un Fucsia oscuro con matices Azules y Ceilán, todo se deshacía, las paredes se caían y el cielo se tornaba negro. Frente a mí, del obscuro suelo, se elevó una sombra enorme que crecía lentamente, cuando logro su tamaño abrió sus alas e ilumino su pecho, irradiaba una luz inexcusable, cualquier “libre albedrío” se vio nublado y solo podía ver y sentir aquella luz que emanaba de su cuerpo, me controlaba y me poseía. Después de largos minutos, cuando finalmente me liberó, sentí que mi cuerpo cambiaba y al fin pude notar de qué color era aquella luz, inentendible para un humano común, la luz me encandilaba. Un sonido penetrante, un tono de La que me dejaba en trance se presentó dejando en claro que este Ser podía controlar mis sentidos.
“Tardío, pero aún a tiempo, te encontraras con tu destino” me dijo con un tono levemente molesto y mirándome fijo con sus ojos rojos que no conocían limites, completamente entumecido intenté replicar pero las palabras no se asomaron. “La rapidez con la que se ejecuten mis órdenes es importante.” dijo imponente sin quitar sus ojos de mí, luego de unos segundos de silencio, comenzó a desvanecerse como el vapor empujado por la brisa.
Sin siquiera darme cuenta, me encontré en mi cama acostado, entendiendo un poco más de la vida, aquello me había abierto los ojos. Me apresuré a leer con detención las notas en mi libreta, estupefacto con lo que leí decidí tomar una ducha fría, tenía que despertar a toda costa de esta pesadilla. Por deducción la libreta me indicaba que me iba a ocurrir, mostraba el futuro, pero todo lo que podía leer eran premoniciones macabras y obscuras que presagiaban un crecimiento incomprensible de mi agresividad, cada día más violento y sádico hasta llegar al punto de una elaborada masacre en masa.
No sabía qué hacer, no entendía que me había ocurrido, ¿por qué a mí?, ¿que era esa sombra?, ese fue el momento cuando decidí contactar a este ser, pero ¿cómo? Caminando inquieto a través de mi pieza, pensaba en formas absurdas y sin lógica, algunas demasiado inocente, otras demasiado violentas de contactarlo, pero quizás eso era lo que él quería, violencia, después de todo el debió escribir los presagios en mi libreta, eso era lo que Él quería, pero si hacia lo que él me indicaba no sentiría la necesidad de contactarme, así que decidí hacer lo contrario a lo que me señalaba la libreta. Era una mañana de miércoles, un 3 de marzo, y la libreta indicaba que el día 4 de marzo iba a seguir a una joven hasta su casa y hacerle creer que la quería atacar, solo para ver su reacción, así que decidí quedarme en casa el día 4. Pero aún era 3, y necesitaba comprar cosas para encerrarme al día siguiente, debía evitar cualquier situación que me pudiese llevar a cumplir la premonición, así que salí, y fui al supermercado, donde compre algunas verduras y un poco de quínoa, pero cuando estaba en la caja, pagando, note que una mujer de avanzada edad iba muy cargada, y yo muy liviano, así que decidí ayudarla. Me acerque a ella y con una sonrisa le tome sus bolsas, sus ojos llenos de miedo se levantaron y me miraron fijamente buscando la explicación de mi intromisión, rápidamente le manifesté mi deseo de ayudarla, con lo que se tranquilizó. Rápida y fugazmente oí un tono de La, el mismo al que me expuso la sombra, su brevedad me llevo ignorarlo.
Cuando llegamos a la casa de la anciana me entrego una mirada de duda, no sabía si le entregaría las bolsas, o se las dejaría dentro de la casa, a lo que decidí adelantarme: “Le dejo las bolsas adentro para que no haga esfuerzos innecesarios” dije con una sonrisa amigable y ella asintió. Tenía un living espacioso, un velador con un grueso libro al lado de un sillón que parecía muy cómodo y una cocina que parecía no usarse mucho, solo lo necesario. Con una enorme sonrisa la mujer me dio las gracias y yo con un modesto gesto rechacé lo que me quería dar como propina, al salir de la casa me sentí levemente mareado y mientras caminaba hacia mi casa, la espeluznante escena se volvió a repetir. Los edificios se caían a pedazos, el suelo se tornó negro y colores poco comunes emergían junto con ese tono de La, rápidamente se elevó la silueta negra de ojos rojos, pero esta vez, no mostró la luz de su pecho.
-Tus deseos de conversación se verán satisfechos -dijo con voz estruendosa.
Con miedo supe que no era el momento para congelarse
-¿quién eres? -pregunte rápidamente con miedo en cada una de mis palabras
-eso ya lo sabes, soy aquel que su deseo es realidad y su realidad es el abstracto
-¿qué quieres de mí?
-que prosigas con mi trabajo
-¿qué?
-por largos siglos he gobernado, he de abdicar
-¿qué te hace pensar que yo podría hacer de dios?
Guardó silencio.
Rápidamente todo se desvaneció y frente a mí y se erigió mi casa. No podía creer lo que había ocurrido, no había podido hacer todas las preguntas que deseaba hacer, ¿por qué la libreta presagiaba tales atrocidades? ¿Por qué él habría de abdicar? ¿Qué significaba eso? Quise repasar las notas en la libreta y me percaté de que el día 4 había sido borrado, en su lugar había una nota para el día 3 de marzo; “ayude a una anciana con las bolsas, solo para ver su casa por dentro, por curiosidad”.

3
Me hallé varado, sin saber qué hacer, no tenía poder de acción, excepto por esa decisión obvia, la cual decidí forzar para ver adonde me podía llevar. Contacte gente que no veía hace años para conseguir lo que quería, busque en antros y suburbios hasta encontrar lo que deseaba; un arma.
En mi pieza, con el arma ya en mi poder, me senté en mi cama y asenté el revolver en mi boca, rápidamente el ente obscuro volvió a nacer del negro suelo, acompañado de toda su ostentosidad y con todo el valor posible que situación podía ameritar, le hable.
-Veo que le temes a un pedazo de metal
-Temo que tu convicción no sea la suficiente -dijo en tono desafiante.
-¿Crees que no lo haría? –Pregunté.
– Creo que no has evaluado la situación con detención suficiente
-¿Consideras que vale la pena sacrificar mi humanidad, traspasar toda línea de lo que es ético y moral, olvidar el sufrimiento de decenas de familias, a cambio de poder? Aquel poder que tú, que lo conoces en su totalidad, lo rechazas. Yo no lo creo, creó que te quieres liberar de una responsabilidad que te atormenta. –dije con rabia en cada palabra.
-Sobrestimas el valor de la vida humana, tu comprensión no alcanza a entender la realidad del universo. Desde la perspectiva de un planeta eres tan insignificante como una bacteria lo es para ti. ¿Lloras cada célula muerta en tu cuerpo? ¿Cada glóbulo? ¿Cada bacteria destruida por tus anticuerpos? ¿Cada animal que comes todos los días? ¿Porque habrías de padecer por seres humano muertos después de los millones ya muertos a mano de lo que llamas “naturaleza”? Por lo demás, subestimas mi voluntad, mi decisión fue tomada, y haz sido elegido para sustituir mi labor. –me respondió con tranquilidad.
-aun puedo apretar el gatillo, aún tengo poder en mis manos.
-¿Sigues creyendo en la libertad de acción de los seres humanos? jamás la han tenido y jamás la tendrán, no controlan nada de lo que ocurre en el mundo, incluyendo todo lo que piensan, dicen o hacen. El pasado controla exactamente como es el presente y cómo será el futuro, no pueden controlar como las cosas fueron en el pasado ni como el pasado afecta el presente o el futuro, todo lo que tú has vivido, sentido o pensado, fue dictaminado por mí.
-¿y por qué necesitas un heredero? ¿Para qué me necesitas a mí? –empezaba a perder mi paciencia.
-estoy muriendo, lo entenderás cuando sea necesario.
-¿si ya tomaste tu decisión, para que necesitas que mate a toda esa gente? –la ansiedad adornaba cada una de mis palabras.
– necesita ser hecho, y tú no sufrirás las consecuencias.
No podía creer lo que estaba ocurriendo, no sabía qué hacer.
Jalé del gatillo.

Minientrada

No veo la diferencia entre la vida la muerte, de verdad que no; la muerte es nuestra certeza, es de lo que estamos seguros, algun dia nos pudriremos en algun cajón o seremos esparcidos en un paisaje bonito. Pero lo que no sabemos es Cuando, el tiempo. Las clases de ciencias naturalez siempre nos ha enseñado lo contrario, que nada muere, solo muta, y tarde o temprano volveremos a ser vida, animal, vegetal o simplemente energia. ¿entonces cual de los 2 enunciados es el verdadero? Lo que sigue vivo es nuestro cuerpo (que en realidad jamas fue nuestro), la materia, las celulas, la energia. Lo que “muere” es nuestra “conciencia”, nuestro “razonamiento” superior otorgado por la evolucion, ¿pero se han detenido a pensar que tan racionales somos en realidad? Somos movidos, impulsados por lo que nos gusta, por lo que nos produce placer, en otras palabras, esas cosas o situaciones que liberan nuestras hermosas y amadas endorfinas, asi es como corregimos nuestros actuar. Lo racional jamas a formado parte de nuestro accionar, si fuese asi, nuestro enfoque se daria en una evolucion tipo social y comunal, el olvido total de la moral y etica como la conocemos hoy, y el olvido de la compasion y solidaridad, dejando espacio para el crecimiento de una civilizacion de elite (ideas bastantes nietzscheanas si esque me preguntan a mi). Pero no somos asi ¿verdad? Aquello que nos mueve es el bienestar a corto (muy corto) plazo y el placer. ¿Y si observamos los motivos del accionar en animales “menos evolucionados”? ¿Que es aquello que mueve a los animales no-humanos? Somos esclavos de nuestras propias endorfinas al igual que los animales. Tomando esto en cuenta ¿Hasta que punto somos concientes/racionales? solo respondemos a los estimulos. No somos distintos a los vegetales que tienen reacciones a estimulos externos. Entonces, ¿Existe la muerte? Como decia antes, lo que muere es nuestra “conciencia”, pero si solo somos mecanicsmo de acción-reacción, entonces ¿que es lo que muere? El cuerpo, pero el cuerpo no muere, solo se transforma. Ergo; La vida y la muerte son solo palabras, meros conceptos.

Esa es una forma de verlo, pero personalmente creo en el alma. Veo la vida como una taza de té: La taza es el contenedor > el cuerpo, El agua caliente es el contenido > el alma, y la bolsa de té afecta el contenido > la vida. La taza se rompe con facilidad, y tarde o temprano lo va a hacer, dejando de ser una taza. Pero el liquido no deja ser té o agua, puede ser que desparrame por todas partes una vez que la taza se haya roto, pero mantiene su escencia y (por lo menos en su mayoria) su sabor. El te es recogido en distintas tazas, y rellenado nuevamente con agua limpia, le vuelven a poner bolsas de té y el ciclo se repite, dejando un poco del te inicial en cada taza nueva. A partir de eso creo en la facilidad para entablar relaciones con determinadas personas o animales, en algun punto fuimos uno, nos vimos separados y ahora nos reencontramos. Almas gemelas es un buen concepto, son distintos cuerpos pero fueron parte de uno mismo.

asi que no veo como la vida y la muerte pueden ser cosas distintas

Asi es como lo veo yo por ahora, y estoy casi seguro de que estoy equivocado, pero por ahora es lo que me hace mas sentido. por eso creo en Experimentar>Cambiar>Crecer.

Minientrada

Acorde con la teoria de las cuerdas, existimos -junto con toda materia- en un plano de 11 dimesiones, y posiblemente de 14, 6 de las cuales son teoricamente entendibles, el resto solo existen en teoria. Tenemos las 3 primeras dimensiones que vendrian a ser altura, ancho y volumen, todas perceptibles y faciles de entender. La cuarta dimension seria “el tiempo” el cual es comprendible pero no completamente perceptible para el ser humano, esta ultima puede hacer variar a todas las dimensiones anteriores. La percepcion del tiempo es subjetiva y muy limitada, podemos sentir el tiempo de forma lineal y un paso a la vez. para entender esto mejor dejo un ejemplo: una hoja fue antes un arbol. la materia de la hoja a nivel molecular es la misma que la del arbol, es el tiempo lo que la hace cambiar (mas alla de los elementos externos que se involucran) , nosotros podemos ver la diferencia entre el antes y el despues pero vemos el cambio en un solo sentido, no podemos volver a ver el arbol del que estaba hecho la hoja, pero existe, presenciando el tiempo en su totalidad podriamos ver que el arbol es la hoja, y la hoja es el arbol. Tomando esto en cuenta, y sumandole la ley de conservacion de la materia podriamos decir que todo, es todo. Es decir que con tan solo 4 dimensiones podemos deducir que todos somos todo. ¿y que ocurre con las otras 7 u 11 dimensiones sobrantes? creo que todas las religiones tienen muchos puntos correctos en sus mensajes, pero cometen el error de intentar convertir algo completamente inentendible para el ser humano, en algo concreto. Dios, Alá, el karma, las energias, el alma, la pachamama, y practicamente todo lo relacionado con la espiritualidad es lo mismo, pero el humano por siglos ha intentado ponerle una cara y nombre a eso que no entiende, no comprende y no sera capaz de entender nisiquiera en teoria, almenos por muchos millones de años. por esto y mucho mas, creo que debemos irnos todos a la mierda.